Uruguay
06.09.2020

La Hoja de la Ticinese - Setiembre de 2020

 

( DESCARGAR PDF CON FOTOS )

 

LA HOJA DE LA TICINESE - Setiembre 2020

 

Cumpleaños

La situación de pandemia impuesta en todo el mundo no impide que nuestros socios sigan cumpliendo años. Anunciamos hoy a aquellos que celebrarán su cumpleaños en el mes de Setiembre. A todos le enviamos un abrazo.
- día 
2  - Matías Hernández Induni

- día  6  - Guy Goudet

- día 12 - Julio Quirici

- día 17 - José Luis Hernández

- día 21 - Rosa María Valverde

- día 26 - Ruben Mola

- día 29 - Antonio Cesari                                                                                                                                                                           

¡Muchas Felicidades!

 

Nueva socia

Nos complace anunciar que este mes se integró a nuestra asociación una nueva socia, la señora Livia Marsiglia, esposa de nuestro socio Gerardo Gancedo.

Bienvenida!

 

Lugares del origen de nuestros socios:

Hoy Renée Fernández  Vittori presenta Brusino Arsizio, origen de su familia ticinese.

 

Brusino Arsizio en la mira

Yo no conocí a mi bisabuelo. Sólo se me había dicho que era suizo, del Ticino. Poco más podía haberme dicho mi madre que tampoco conoció a su abuelo. Sin embargo, los hijos de aquel inmigrante mantenían con orgullo sus raíces y los principios inculcados: honestidad, solidaridad, independencia de pensamiento, responsabilidad y el valor de la palabra dada. En ellos quedó presente la patria paterna y se vincularon con la Societá Patriottica Liberale Ticinese a pesar de no haber podido conocer el Ticino.

Daniele Vittori nació en Brusino Arsizio en 1837 y llega a Montevideo en 1858, entre los primeros inmigrantes del Ticino, con oficio de albañil. En Montevideo se destacó como especialista en terminaciones de fachadas por su gran habilidad como artesano. Su trabajo le permitió volver a Brusino Arsizio a ver a sus progenitores.[i] Acorde con el Pasaporte que conservo, retorna a nuestro país en 1865. Continúa trabajando en Montevideo hasta que se traslada a Canelones donde instala una empresa constructora y nacen sus hijos. Posteriormente se radica definitivamente en Montevideo para brindarles una mejor educación a sus hijos. 

Yo no conozco aún Brusino Arsizio pero gracias a la informática he aprendido sobre la tierra de los Vittori.

Brusino Arsizio es una comuna perteneciente al distrito de Lugano con una superficie de algo más de 4 Km2 y con una población menor a los 500 habitantes. Es una pequeña franja de tierra en la cual las construcciones se alinean a la orilla del lago de Lugano y apretadas a la iglesia. Frente a ella, además de la hermosa vista del lago, se aprecian los municipios de Morcote y Vico Morcote. Históricamente aparece una mención en el siglo XII, aunque la ocupación del territorio es más antigua: existen yacimientos arqueológicos que datan de la época romana.

Seguramente mi bisabuelo se extasiaría con ese paisaje del lago y los montes circundantes, en tanto los pescadores tiraban sus redes a las profundidades del lago y los leñadores, explotando la leña del bosque, generaban tierras para labrar. Actividades usuales en su tiempo.

Hoy es un lugar turístico por excelencia. Ya en el siglo XX, las construcciones de vacaciones se extendieron hacia el norte y hacia el sur del núcleo histórico.  Se generaron infraestructuras turísticas en el Serpiano, una meseta que domina el pueblo, transformado en un centro de bienestar allá por 1927. En tanto en 1958 se construyó un teleférico entre Brusino y el Serpiano  permitiendo, a su vez, el acceso a un punto de observación en las laderas del Monte San Giorgio. La tranquilidad que brinda y la belleza del paisaje son el  fuerte  atractivo de Brusino Arsizio que cautiva a los turistas. Ese Monte San Giorgio fue declarado en 2003 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, proyectando el interés turístico a escala mundial.

Brusino Arsizio fue cuna de artistas valorados en Europa, durante siglos proporcionó hombres para la construcción y el diseño de hermosos monumentos para el continente. En las construcciones locales se puede apreciar la calificada mano de obra de sus artesanos. Se destaca la iglesia parroquial construida en el siglo XVIII y renovada en 1944. [ii]

 Como nota al final queda el link del sitio oficial del Comune di Brusino Arsizio en el cual me he basado para este breve acercamiento a esta comuna del Ticino.

Brusino Arsizio queda en mi mira. Sé que me emocionará caminar por su calles, apreciar sus construcciones, observar sus paisajes y deleitarme imaginando los pensamientos de Daniele Vittori que lo trajeron a Uruguay, así como cumplir con el deseo pendiente de mi abuelo y sus hermanas por conocer esa tierra de su padre.

Ahora, a disfrutar de Brusino Arsizio en imágenes:

https://www.brusinoarsizio.ch/brunsino-arsizio-slideshow/


PEDRAZZINI, Augusto, “L’ emigrazione Ticinese nell’America del Sud”, 1962, Locarno, Tipografía Pedrazzini, Vol. II, p. 44.

http://www.brusinoarsizio.ch/